Uno de los históricos, el de Argentina 1978.

Uno de los históricos, el de Argentina 1978.

Por Enrique

Ruby Esmeralda Adán restaura ediciones viejas de estos álbumes mundialistas apetecidos por los coleccionistas.

Las manos de Ruby Esmeralda Adán tienen el don de devolverle el brillo a esas páginas que atesoran en imágenes a los hombres que jugaron Mundiales de fútbol. Cuartillas de papel repletas de fotografías de porteros, defensores y goleadores que se llenaron con esfuerzo, pero que se rindieron al paso del tiempo o a los malos tratos. Con tacto, dedicación y una técnica depurada, domina bisturí, tijeras, pegante especial para restaurar álbumes rotos o incompletos, hasta dejarlos como nuevos.

“Yo los limpio, les borro algunas cosas, los mantengo muy bien. Al final ya le pongo por ejemplo que está completo o sea que ya no falta hacerle nada, lo meto en una bolsita y los guardo y así los entrego”, explica.

Aunque resume el proceso en un par de pasos el camino es de largo aliento. Comienza con la búsqueda de los álbumes. Alguien le pasa el dato de una portada buena de la edición de México 86, otro día encuentra en regular estado las páginas con las láminas de la Selección Colombiana de USA 94, o ese escudo de la versión de Argentina 78 con el completa al equipo polaco.

La nota completa acá