Foto: David Felipe Rincón/Terra Colombia

Foto: David Felipe Rincón/Terra Colombia

Por Enrique

El lateral de la Selección Colombia dio detalles de su gol en la victoria 3-0 frente a Grecia y del baile con que suele festejar sus goles. “Casi lloro”, reconoció.

Antes el tun-tun. Ahora el bunde. Antes Léider. Ahora Armero. Otra vez Tumaco. Otra vez un gol. De nuevo un triunfo en un Mundial. Siempre Colombia. Casi 16 años y 5,47 minutos pasaron para que los colombianos volvieran a sentir la fuerza de un gol en un Mundial.

El ahora añejo último tanto nuestro en una Copa del Mundo, lo hizo Léider Preciado, el tumaqueño. El primero de esta serie Brasil 2014, lo hizo Pablo Armero, el tumaqueño.

“Casi lloro de la emoción…

Lea la nota completa