Por Enrique

Con 26 títulos locales e internacionales es el más veces campeón del país. Con sólo colombianos y también con extranjeros conserva su hegemonía futbolera.

El nuevo testamento del fútbol colombiano lo comenzó a escribir Francisco Maturana en 1987 cuando asumió como técnico de Atlético Nacional y de la Selección. Los dirigentes del verde le encomendaron la misión de buscar la gloria con una nómina de jugadores colombianos. Así nació ese equipo de los “puros criollos” que trascendió de camiseta y se transformó en la base de la tricolor.

Bajo la dirección del chocoano quedó en la memoria por su estilo de juego, así como por el título de la Copa Libertadores de 1989, el primero internacional para el país. La dinastía ganadora de “Pacho” la extendieron Hernán Darío Gómez, Juan José Peláez y Luis Fernando Suárez que repitieron logros locales.

Leer la nota completa